Las piscinas de sal, la alternativa más natural y saludable para bañarse

El correcto mantenimiento de una piscina doméstica requiere, entre otras cosas, que tengamos controlado el nivel de cloro, así como el PH, así como evitar la aparición de algas o que se enturbie el agua de nuestra piscina para que podamos disfrutarla de forma segura.

Sin embargo, existe una alternativa a la cloración tradicional que es la cloración salina. Este sistema se utiliza para una mejor calidad del agua y una ayuda en el mantenimiento de la piscina. Consiste en clorar el agua de la piscina de forma natural utilizando sal. La sal se dispensa directamente en el vaso de la piscina, el agua con la sal pasa por la depuradora y va a parar a una célula electrolítica que es donde se produce el cloro (Cl2) mediante una reacción por electrólisis, dicha agua vuelve a la piscina para que haga la función de cloración. Por otro lado, es recomendable el control automático de PH junto con el equipo de cloración salina, lo que ayuda a mantener regulado el nivel de ph y que el cloro pueda actuar de manera efectiva sobre nuestra agua.

Menos productos químicos

Por lo tanto, la cloración salina es una solución fantástica para los usuarios de piscinas, una ayuda que les permitirá automatizar parte del mantenimiento reduciendo por tanto el trabajo que este conlleva.

Este tipo de piscinas tienen varias ventajas respecto a las piscinas tradicionales. Entre ellos, y seguramente el más importante sea el ahorro económico que conlleva en cuanto a mantenimiento. El uso de productos químicos se reduce al mantener unos niveles mucho más estables.

Ahorro de dinero a largo plazo

Las piscinas de sal también se reduce el riesgo de accidentes, ya que no tendremos que manipular el cloro directamente y la concentración del mismo nunca será excesiva en el agua de nuestra piscina, lo que incidirá en una menor irritación de la piel a su contacto.

El clorador salino utiliza productos únicamente naturales, que no contaminan, que es una energía limpia, y lo más importante, que son respetuosos con el medio ambiente.

En Piscinas Salgado Barcelona, sabemos que para muchos de vosotros cuando os hablamos de instalar un clorador salino, lo veis demasiado caro, ya que su coste inicial puede ser elevado, pero no os equivoquéis porque en realidad a la larga estaréis ahorrando mucho dinero en el mantenimiento de vuestra piscina de Barcelona y lo amortizaréis rápidamente.

Si lo que queréis para vuestra piscina de Barcelona, es un sistema cómodo, que no conlleve mucho trabajo ni conocimientos muy específicos y que sea beneficiario para vuestra salud, instalar un clorador salino de la mano de Piscinas Salgado Barcelona, es la mejor opción que podéis tomar.

¿A qué esperas? ¡Contáctanos ahora!

Formulario de contacto

    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?