Una piscina gunitada o de vaso gunite es aquella que se construye con hormigón proyectado, el cual basa su resistencia en su armadura, es decir, la red de varillas que recibe y aguanta la presión del agua. El grosor o espesor de la capa de hormigón no tiene por qué ser demasiado elevado, porque su objetivo es recubrir la malla y formar una superficie compacta y homogénea sobre ella. Lo que se necesita para la construcción de este tipo de piscinas es un grosor consistente que no de lugar a grietas en el momento de secarse. Para conseguir la máxima estanqueidad durante la construcción de este tipo de piscinas es mejor construir el vaso de la piscina de una sola vez, sin juntas de construcción ni dilatación.

El gunitado es una técnica constructiva que consiste en proyectar el hormigón a gran velocidad sobre una superficie, con una manguera o cañón y aire comprimido. Es una técnica que permite construir sobre cualquier superficie y que se utiliza también para el acondicionamiento de taludes, revestimiento de túneles, obras subterráneas, carreteras o barrancos. Es un método que ofrece una gran durabilidad y que reduce los costes de mantenimiento posteriores.

¿Qué ventajas ofrece el vaso gunite?

La construcción de piscinas gunitadas ofrecen grandes ventajas como, por ejemplo:

  • La reducción de costes, ya que necesita un menor grosor que el hormigón armado y evita la preparación de encofrados, los cuales se convierten en una pérdida de tiempo y acaban repercutiendo negativamente en el presupuesto, sobre todo en las grandes obras con formas muy concretas.
  • Cuenta con una mayor resistencia por metro cuadrado, es decir, que con menos material se consigue una mayor resistencia y esto lo convierte en una opción rentable y eficiente, sobre todo por la firmeza que ofrece en la estructura gunitada, al obtener una capa más compacta y consistente.
  • Ofrece una impermeabilización total, porque consigue una óptima estanqueidad en el vaso de la piscina, al existir menos poros en las paredes.
  • La flexibilidad y la versatilidad son dos de las grandes ventajas de las piscinas gunitadas, porque pueden construirse diseños de todo tipo, aun teniendo formas complejas, consiguiendo resultados óptimos. La ventaja es que se moldea directamente sobre el terreno.
  • No necesita compactación; Es un tipo de piscina que puede adaptarse a superficies de todo tipo y forma.

Si estás interesado en la construcción de piscinas de vaso gunite, ponte en contacto con nosotros, te atenderemos de forma personalizada y te asesoraremos, teniendo en cuenta tus preferencias y necesidades, para conseguir soluciones integrales y rentables, con las que disfrutarás de una piscina increíble y contarás con nuestra ayuda para la instalación, el mantenimiento o la reparación siempre que lo necesites.