Como empresa de reparación de piscinas llevamos a cabo muchos tipos de servicios, como por ejemplo la instalación de un clorador salino. Cuando hablamos de cloración salina nos referimos a la desinfección del agua a través del propio cloro de la sal, es decir, que se trata de un proceso de tratamiento del agua completamente natural.

Como empresa de reparación de piscinas sabemos muy bien todas las ventajas que aportan, por eso queremos enumerar algunas de ellas.

Toma nota

  • Aporta comodidad y confort, ya que el hecho de podernos bañar en una piscina de agua salada es muy placentero. Es como darse un baño en la playa, pero sin la incomodidad de la arena y sintiendo la sal en nuestra piel. El agua salada nos permite flotar más y movernos de una forma más ligera.
  • Puedes bañarte sin necesidad de añadir químicos, ya que el agua se trata de forma natural. Esto es una gran ventaja porque evitarás que tu piel, tu cabello o tus ojos se irriten, de hecho, notarás una gran suavidad en el tacto de tu piel después de bañarte.
  • El hecho de instalar un clorador salino es apostar por una piscina sostenible, porque es un sistema natural de cuidar de tu piscina y también de tu salud, además de proteger el medio ambiente, ya que no desprende químicos en el entorno. Con la cloración salina se evitan gases tóxicos y aprovechamos los recursos naturales.
  • La sal no es corrosiva, de modo que la vida del clorador salino es larga, más incluso que un sistema de desinfección artificial. Esto se traduce en un producto duradero y resistente, que además nos permitirá ahorrar dinero.
  • La cloración salina se convierte en una opción segura para tu salud e higiene, porque desinfecta la piscina de forma automática, pudiendo instalar una bomba dosificadora, a fin de controlar los niveles de pH del agua de forma mecánica, para conseguir que el agua esté en perfecto estado siempre.
  • Desde tu empresa de reparación de piscinas, también queremos que sepas que el clorador salino tiene un bajo consumo eléctrico, semejante al de una bombilla, de modo que la factura de la luz no será mucho más elevada de lo habitual.
  • Contar con una piscina de sal también es apostar por salud, porque el agua salada es un agua que puede ser terapéutica, tanto para nuestra mente como para nuestro cuerpo. Las personas con dolores articulares o musculares pueden encontrar una gran mejora con los baños de agua salada, además de encontrar una mayor relajación al flotar y sentir una mayor suavidad en la piel.

Si te interesa instalar un clorador salino, te invitamos a visitar nuestra página web. Como empresa de reparación de piscinas estamos seguros de que podremos ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.