La reparación de piscinas no es algo fácil y no siempre podemos utilizar el sistema que más nos gusta. Incluso existen algunos casos en el que los daños de la piscina sean tan graves que no sea rentable la reparación de esta y que la mejor opción sea hacer una nueva piscina y no reparar la ya existente.

Por esto, es importante e indispensable buscar el asesoramiento de profesionales cualificados en este aspecto, que sean capaces de dar la mejor opción y cumplir con los deseos y necesidades del propietario.

En cualquier caso, antes de realizar cualquier reparación de piscinas es importante y fundamental realizar una limpieza y saneamiento exhaustivos del vaso de la piscina.

Una piscina es una gran inversión que es necesario cuidar y mantener, cualquier vivienda que tenga una piscina sabrá que la limpieza es una de las partes más importantes para su uso y conservación. Si la piscina no está del todo limpia puede conllevar algunos problemas, tanto para los bañistas como para el desgaste de los materiales.

Si las averías de la piscina no se tratan, podrían dar problemas de estanqueidad y las grietas podrían hacerse más grandes, esto supondría que el agua se filtre pudiendo llegar a dañar la estructura y si esto pasara, se necesitaría una reparación de piscinas mucho mas costosa y mas larga.

Reparaciones más comunes

En piscinas Salgados trabajamos con todo tipo de reformas y reparaciones de piscinas, cada reparación se puede realizar de una manera u otra, les ofrecemos varias soluciones para tratar su problema para que pueda elegir la opción más adecuada para tu piscina.

Algunas de las reparaciones más comunes son las grietas, fugas y roturas. A continuación, te explicamos los dos tipos de grietas que existen:

Las grietas de las piscinas pueden ser de dos tipos:

  • Grietas superficiales. Son poco profundas y afectan tan solo al revestimiento de la piscina. No suelen ir más allá y para solucionarlas suele ser suficiente la aplicación de un buen reparador de grietas en piscinas.
  • Grietas estructurales: son mas profundas y graves, obedeciendo a una mala ejecución de la piscina. Como consecuencia de estas fisuras puede venirse abajo la impermeabilización y producirse serias fugas de agua en una piscina de obra. La reparación de estas fisuras es ya más complicada y suele requerir de un sólido refuerzo de la estructura dañada.

Si te has prometido mentalmente que cuando vacíes este año la piscina la vas a preparar para disfrutar de ella como nueva el año que viene, nosotros te ayudamos a cumplir tu promesa.

Esperamos que esta información os resulte útil y de interés y os pueda ayudar a plantearos la reparación de piscinas ya que, como hemos dicho anteriormente, es importante ir reparándolas para no ocasionar problemas mayores.