Cuando llega el buen tiempo es hora de utilizar la piscina y por eso, debe estar bien cuidada y limpia, sin algas o cualquier bacteria que te impida darte ese baño, por esto, es muy importante el mantenimiento y reparación de las piscinas de sal.

Existen dos sistemas de depuración de piscina: la tradicional y la salina.

Las piscinas de sal son muy recomendadas por sus grandes ventajas ya que, es un sistema fácil de instalar y de mantener.

La cloración salina comprende un proceso por el cual se añade sal al agua y mediante un aparato eléctrico se separa el cloro del sodio, de manera que el cloro por separado actúa como desinfectante y destruye algas, bacterias y hongos y este activo desinfectante, posteriormente, se reconvierte de nuevo en sal y así sucesivamente.

La reparación de las piscinas de sal más frecuentes es:

  • Cambios de arena en filtros.
  • Reparación de bomba de piscinas.
  • Reparación o cambio de Válvulas y llaves selectoras de filtros.
  • Recambios o repuestos de bombas, filtros, paneles de control, etc.
  • Recambios piezas de robots limpia fondos.
  • Cambios de sondas de pH.
  • Cambios de sondas ORP.
  • Limpieza o cambios en células de equipos de electrolisis salinas.

Mantenimiento

Como hemos dicho anteriormente, es un sistema fácil de instalar y de mantener y hoy te mostramos el mantenimiento y reparación de las piscinas de sal así tendrás tu piscina siempre lista para darte un baño.

Principalmente deberás revisar de forma periódica el nivel de sal de tu piscina, especialmente si se añaden grandes cantidades de agua por las lluvias o se vacía el agua, deberás controlar el pH, el pH en la piscina de sal es muy importante y lo más recomendado es que esté entre los niveles 7,2 y 7,4. Un pH bien regulado te permitirá ahorrar cloro y evitar irritación en los ojos, aparición de algas o la corrosión en los revestimientos.

Con la cloración salina debes tener un cuidado especial y controlarlo a diario, la mayoría de cloradores salinos traen incorporado un regulador de pH, pero si no lo trae, lo puedes añadir.

Hermoso paisaje piscina al aire libre en hotel y resort para el ocio. Foto gratis

Limpia la célula, la célula es donde se produce la electrolisis, la parte más delicada del sistema. Lleva dos electrodos de distinta polaridad, con el tiempo acumulan cal, algas y otras bacterias. La mayoría traen un sistema de auto limpieza, pero si no es así, debes revisar periódicamente la célula para evitar que deje de producir cloro correctamente. Y, por último, para tener conseguir un buen mantenimiento y reparación de las piscinas de sal, calibra la sonda de tu piscina, el regulador de pH incorpora una sonda que es la que hace que se active la bomba de aspiración cuando necesita inyectar líquido regulador, esta sonda debe estar bien calibrada para que el proceso sea el correcto. Te aconsejamos que lo regules en el momento de la instalación y cada seis meses.