La construcción de piscinas de sal esta en auge desde su aparición. Pensar en ellas es como tener la posibilidad de disfrutar de un pequeño trocito de mar en nuestro propio hogar. Además, supone muchísimas ventajas para toda esa gente que tiene problemas con el cloro como la irritación de los ojos o la piel. En España ente tipo de piscinas no eran muy frecuentes hasta hace poco, se estima de tan sólo un 15% de las piscinas españolas utilizaban electrólisis salina, pero fuera de nuestras fronteras es muy habitual encontrarlas, tanto en piscinas públicas como privadas.

Ecológica y saludable

Existen motivos de sobras por los que empezar a fomentar la construcción de piscinas de sal, la calidad del agua de estas piscinas es muy mejor ya que se reduce la concentración de productos químicos y es mucho más fácil controlar los niveles de pH. Por lo que no sales del agua con los ojos rojos como en una piscina de cloro, o con la piel irritada y seca. A esto le debemos añadir que el agua no tiene un gran sabor ni ese olor a piscina que se nos queda pegado. También protege la abrasión del pelo, no deja el tacto áspero y no destiñe la ropa.

Al pensar en la construcción de piscinas de sal también debemos pensar que estas exigen menos mantenimiento, lo que es una gran ventaja. Nosotros tan solo debemos preocuparnos de la reposición de la sal. Y se le pueden instalar un sistema de aviso para saber el nivel de sal y el momento en el que toca reponer la sal del agua para hacerlo aún más sencillo.

Las piscinas de sal son muy amigas del medio ambiente, son mucho más ecológicas ya que no precisan productos químicos. Y nos libra de tener que manipular o almacenar estos productos, que pueden ser muy perjudiciales y peligrosos sobre todo si tenemos niños en casa.

La construcción de piscinas de sal supone un coste mayor, pero esto se amortiza en muy poco tiempo, ya que como hemos dicho antes tendremos que gastar menos dinero en mantenimiento y productos de conservación.

La sal hace que no puedan aparecer las molestas algas que se instalan en las piscinas, por lo que no tendremos que preocuparnos por ellas. Tampoco deberemos de pensar en las bajas temperaturas del invierno porque evita en gran medida la congelación del agua.

Si estas interesado en construir una piscina de sal o quieres más información, no dudes en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso.