Existen tantos tipos de piscinas de obra distintas como formas para construirlas. En nuestra empresa conocemos todas ellas, por ese motivo, en el artículo de hoy conoceremos a fondo como se realizan aquellas que tienen el nombre de vaso gunite. Veremos qué importancia tiene este tipo de fabricación y como se realiza paso a paso.

Para empezar, debemos tener claro que la resistencia del hormigón armado se basa, como su nombre indica, en su armadura. Aunque intervienen muchos otros factores, lo cierto es que la armadura es la clave para garantizar su resistencia, ya que es una red de varillas que tiene la finalidad de soportar la presión del agua. De esta forma, debemos entender que el grosor de la capa de hormigón no tiene tanta importancia, debido a que su único objetivo es cubrir esta malla, así como formar la superficie compacta que ha de tener la estructura.

Otro factor que se debe tener en cuenta en el momento de realizar la construcción de una piscina de obra es su estanqueidad, y para lograrla por completo, no existe mejor sistema que este, ya que se realiza el vaso de una sola vez, sin juntas de construcción ni dilatación. De esta forma se garantiza que la estructura sea totalmente resistente y duradera.

Además, este sistema permite moldear la forma que le queremos dar a la estructura sobre el terreno. Para ello, se coloca la malla sobre la excavación, y se recubre con gunite mediante un equipo de compresión neumática.

El hormigón que se utiliza para este sistema es virgen, lo cual significa que es poco poroso y como la mezcla se realiza al momento obtenemos un material de primera calidad que nos garantiza su resistencia e imposibilidad de que se produzca cualquier tipo de grieta. La resistencia de este tipo de piscinas de obra suele ser superior al resto con hasta 300 kg/cm2.

Pasos para construir la piscina de obra con gunite

A continuación, veremos los pasos que debemos seguir para realizar la construcción de este tipo de piscinas de obra:

  • Excavación y movimientos de tierra pertinentes.
  • Construcción del encofrado de la piscina de obra mediante bloques de hormigón.
  • Instalación de la malla y de los sistemas de tuberías necesarios.
  • Proyección del hormigón mediante el procedimiento de gunite.
  • Colocación de piedras de coronación por todo el borde.
  • Instalación del gresite por toda la superficie.
  • Limpieza del terreno, llenado de agua y puesta a punto.

Este sistema requiere un equipo de profesionales bien cualificados y armados con la mejor maquinaria del mercado, para ello, es necesario contactar con una empresa especializada y que garantice un resultado inmejorable como la nuestra.