Habitualmente aparecen fugas en las piscinas debido a que las tuberías de la instalación se agrietan y producen una pérdida del agua constante. Este tipo de situaciones no se pueden dejar pasar, ya que es un problema que se debe de solucionar lo antes posible para no dar lugar a problemas de mayor envergadura.

Si nuestra piscina baja de nivel y nos ocasiona grandes gastos económicos en la factura del agua afectando a nuestra convicción ecológica de que el agua es un bien escaso, tenemos que poner los medios para detectar las fugas.

Como consecuencia tendremos un mayor gasto en productos químicos o deberemos de aplicar una reparación en la piscina.

¿En qué consiste la reparación de piscinas cuando aparecen fugas?

Para reparar las fugas a que aparecen en las piscinas podemos aplicar la siguiente solución, sin optar por realizar una obra.

Existe una gran variedad de soluciones fáciles de aplicar y de diverso coste, pero todo dependerá de la ubicación de la avería que está provocando la fuga de agua.

La fuga del agua puede estar ubicada en:

En el vaso de la piscina: Existen distintos selladores que se pueden aplicar sin vaciar el agua procediendo de esta forma a la impermeabilización del mismo, debe ser realizada por empresas especializadas.

En la red de tuberías: Podemos sustituir el producto o aplicar un método para rehabilitar la tubería desde el interior sin realizar ningún tipo de obra. Este método es el sistema de encamisado con manga.

Una vez que hemos localizado la fugas, si esta ubicada en el circuito de tuberías podemos realizar la reparación sin obra con el sistema de encamisado con manga. Si la tubería tiene acceso desde el exterior no es necesario el vaciado de la piscina, pero si no tiene acceso no queda más remedio que vaciarla.

Para seguir con la reparación de las piscinas cuando surgen fugas, debemos de utilizar el pozo o arqueta de acceso para introducir una manga de fieltro impregnada de resina Epoxi. En el interior aplicamos el endurecimiento utilizando agua caliente. La fase anterior dura bastantes horas, en base al diámetro y la longitud del tramo que estamos rehabilitando.

Cuando hemos acabado el curado, crearemos una nueva tubería dentro de la anterior que estaba deteriorada. De esta forma, pondremos fin a la fuga de agua y habremos realizado una reparación de piscinas sin realizar ningún tipo de obra.

Debemos de aplicar una reparación de piscinas en cuanto tengamos fugas, ya que además de ser un problema para nuestra economía, también supone un daño para el medioambiente.

Si nos encontramos en esta situación, debemos de contactar a una empresa especializada en realizar fugas de agua en piscinas y realizar un continuo mantenimiento de nuestras piscinas y así disfrutaremos durante más tiempo de ella.