Poseer de una piscina en nuestro jardín es realmente un lijo. No falta mucho para que llegue el verano, y se agradecerá darse un chapuzón después de nuestras actividades diarias o organizar fiestas los fines de semanas en ella. Un espacio perfecto para disfrutar de maravillosos momentos. Todo visto del exterior es fenomenal y nos podamos bañar en ellas sin algún inconveniente, tienen que tener un mantenimiento de piscinas ideal a lo largo de todo el año. En el articulo de hoy vamos a comentaros algunas ideas para un mantenimiento de piscinas adecuado para que luzca perfecta.

 

INTERIOR DE LA PSICINA

REGULACIÓN DEL pH

El Ph nos ayuda a calcular el nivel de acidez de nuestra piscina. Este nivel puede ir desde 0 a 14, pero nunca debe llegar a algunos de estos dos extremos. Cuando el pH es menor de 7 significa que el agua tiene demasiada acidez y si nos mentemos en ella no va a provocar irritación en los ojos y puede ocasionar que algunos elementos de la piscina de deterioren. Si el nivel es mayor de 8 significa que la acción de cloro es poca y eso nos puede causar daños en la piel o que el agua esté más túrbida y la presencia de cal.

Para un buen mantenimiento de piscina lo mejor es que el nivel de pH esté entre el 7 y el 7,8.

REGULACIÓN DE CLORO

EL cloro se encomienda de la oxidación de los elementos orgánicos de la piscina. Normalmente el cloro se suministra de distinta forma según en el momento en el que nos encontramos. Es decir, cuando va a empezar la temporada de baño se suele añadir una gran cantidad de cloro a la piscina para que elimine todas las sustancias orgánicas que hay en la piscina.

PRODUCTOS PARA TODO EL AÑO

Como previamente hemos comentado el mantenimiento de piscinas se elabora durante todo el año. Por lo que durante el invierno también hay que suministrar productos para incrementar la vida útil de la piscina y reducir los gastos de mantenimiento de piscinas. El invierno también es buena etapa para hacer la limpieza de la piscina si en totalidad si aprovechamos esta época para despejarla.

EXTERIOR DE LA PISCINA

El exterior y los alrededores de la piscina también sufren daños con la utilización y el paso del tiempo. La humedad y el calor están presentes la mayor parte del año y en verano aún más, por eso, en las baldosas de alrededor hay que añadir productos para suprimir organismos que puedan aparecer.

En resumen, para gozar de una piscina tenemos que elaborar cuidados durante todo el año. Algunos cada día, en temporada de verano, como el control del pH y del cloro y otros cada semana, en verano, como proveer cloro.