Desde hace muchos años, todas aquellas personas que disponemos de un gran jardín, decidimos aprovechando durante todo el año construyendo una piscina en su superficie. Aunque las técnicas para realizar un trabajo de este tipo siguen siendo muy parecidas, lo cierto es que su diseño ha cambiado radicalmente. Cada vez más se construyen de forma que combinen perfectamente con el diseño minimalista de la parte exterior de la vivienda. Por este motivo, en la nueva entrada de hoy, vamos a conocer las nuevas tendencias de estilo.

Como hemos dicho, el minimalismo es un estilo que está presente en todo el sector de la construcción y diseño, por este motivo, actualmente la construcción de una piscina se rige por este tipo de normas. De todas formar, cabe destacar que el estilo no va reñido con la practicidad, ya que se siguen haciendo con los mejores materiales del mercado y de forma que resulten lo más funcionales posible.

¿Cómo se construyen actualmente las piscinas?

A continuación, veremos los criterios que se siguen actualmente para realizar el diseño, antes de construir una piscina:

    • Líneas rectas: hasta hace poco, las líneas curvas predominaban en este tipo de diseños, ya que daban la sensación de modernidad, pero lo cierto es que se ha utilizado tanto, que actualmente ha perdido elegancia, y ahora se llevan las líneas totalmente rectas. Dentro de estas líneas, la forma de la piscina puede ser totalmente diversa, rectangular, cuadrada, triangular, etc.
    • Poca profundidad: al igual que con el ejemplo anterior, hasta hace poco, la profundidad era uno de los elementos que más se utilizaba para realizar el diseño de una piscina, pero en la actualidad, son preferibles aquellas piscinas que tengan la profundidad justa, ni más ni menos. Por otra parte, esto puede cambiar siempre que la persona que la vaya a utilizar necesite realizar algún tipo de natación u otra actividad en la que este factor pueda intervenir. Cabe destacar que esta nueva tendencia repercute positivamente en el ahorro de agua y mantenimiento.
    • Elementos complementarios: a la hora de construir una piscina, este tipo de elementos también definen su elegancia y modernidad. Actualmente, las caídas de agua marcan tendencia, buscando un dinamismo y movimiento en la piscina. Para ello podemos utilizar cascadas o chorros de agua.
    • Piscinas desbordantes: en aquellas zonas que se encuentran más cerca de la costa y el mar marca tendencia aquellas piscinas que no tienen fin, es decir, que el agua se desborda, por una parte, fundiéndose con el propio paisaje. Este es un efecto que no dejará indiferente a nadie.

Ahora que ya conocemos las nuevas tendencias, es el momento de contactar con una empresa especializada para que nos construya la mejor piscina.