En Piscinas Salgado, somos especialistas en la construcción, el mantenimiento y la reparación de piscinas en la provincia de Barcelona y todos sus alrededores, ofreciendo una gran cantidad de servicios, entre los cuales queremos destacar la instalación de diferentes sistemas de iluminación de piscinas, que es de lo que vamos a hablar en el nuevo artículo de hoy, ya que creemos que es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de construir una piscina.

Este aspecto es muy importante en todas las piscinas, ya que seguramente en verano, os gusta aprovechar para daros un baño fresquito cuando ya está anocheciendo, por lo es importante que haya luz, además queda mucho mejor estéticamente, pero no solo eso, sino que también es un sistema de seguridad, ya que, si no hay una buena iluminación de la piscina y es oscuro, te puedes caer al agua o resbalarte y hacerte daño.

 

Iluminación de piscinas según la forma

Sabemos que escoger y tomar una decisión tan importante como esta, puede ser complicado, por esta razón os vamos a dar algunos consejos del tipo de luz que debéis escoger, en función de la forma de vuestra piscina, pero antes independientemente de esto debéis saber que no tenéis que orientar los focos hacia la casa o hacia los lugares que más utilicéis, ya que podría ser molesto.

Primero vamos a hablar de las piscinas que son regulares i geométricas ya que son las más habituales y normalmente son rectangulares. En este caso, tenemos tres opciones diferentes, a la hora de escoger los focos que vamos a utilizar e instalar en la piscina.

En primer lugar, si es una piscina pequeña y no hay ningún obstáculo será suficiente con un solo foco en un extremo de la piscina, aunque debemos tener en cuenta que la luz no será uniforme, ya que a mayor distancia menor intensidad, por lo que solo es recomendable en el caso de que la piscina sea muy pequeña.

En segundo lugar, tenemos el tipo de iluminación de piscinas más recomendable por nuestro equipo de profesionales, que es cuando ponemos dos focos en los laterales cortos de la piscina, es decir uno delante del otro, ya que de esta forma la luz será siempre uniforme, y no importará si hay un obstáculo que haga sombra, ya que tendrá luz por los dos lados, eliminando así el riesgo a que algún objeto haga sombra en una zona no deseada

Por último, en el caso de que la piscina sea muy larga, podemos colocar diferentes focos, uno enfrente del otro, pero en vez de en el lado corto, a lo ancho de la piscina, ya que, si solo ponemos uno a cada lado, la iluminación de la piscina no será suficiente.