Bienvenido un día más al blog de Piscinas Salgado, tu empresa especializada en la construcción, reparación y mantenimiento de todo tipo de piscinas. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre todos aquellos factores que intervienen a la hora de construir una piscina en nuestra vivienda.

Solo auténticos expertos en el sector pueden saber realizar la construcción de la piscina de nuestra vivienda, ya que para ello es necesario estudiar la ubicación, el tamaño, la forma, y los materiales que se van a utilizar para los distintos elementos. Si contactamos con una empresa especializada como la nuestra los expertos nos ayudarán a escoger estos factores, pero de todas formas, nosotros debemos tener claro todo lo que interviene en la construcción de una piscina.

Ubicación de la piscina

Este es uno de los principales factores que debemos tener en cuenta antes de empezar a construir nuestra piscina. Es imprescindible pensar que el lugar que decidamos debe ser el que recibe una mayor cantidad de horas de sol a lo largo del día, ya que cuando más la utilizaremos será en verano y si el agua no se calienta será imposible bañarnos.

También debemos tener en cuenta que el suelo no debe tener muchos desniveles, si es así, las personas encargadas de la construcción de nuestra piscina se verán obligadas a realizar todo tipo de rellenos con tal de que la piscina quede nivelada y su uso sea seguro. En este caso, el coste será algo mayor y el tiempo de construcción se alargará.

Con la finalidad de proteger nuestra intimidad, debemos construir la piscina en un lugar en el que no nos pueda ver la gente que pasa por delante de nuestra casa ni tampoco nuestros vecinos. Muchas veces es difícil pero es importante pensar en este factor con tal de escoger una ubicación que sea cómoda, tranquila y guarde nuestra intimidad.

En cuanto a la construcción de piscinas en jardines muy poblados, es imprescindible evitar construir nuestra piscinas cerca de árboles con raíces profundas, ya que lo más seguro es que en el futuro nos ocasionasen todo tipo de problemas. En estos casos se tienen que realizar reparaciones muy graves que conllevan grandes gastos económicos.

Forma y tamaño de la piscina

Además de valorar la ubicación de la piscina, también es necesario que tengamos en cuenta el espacio del que disponemos para construirla, ya que esté determinará directamente su forma y tamaño.

Para una familia de entre 4 y 6 personas el tamaño más adecuado será de 4×8 o 5×10. Por otro lado, debemos pensar que una piscina construida con formas curvas consigue una estética muy favorable para nuestro jardín, pero sí es más pequeña de 50 m2 será mejor que no tenga este tipo de diseño ya que se pierde gran parte de su uso.

Si por el contrario queremos una piscina rectangular, lo ideal es que el lado más largo sea el doble que el pequeño. Aunque este tipo de consejos y trucos seguro que nos los dan los profesionales que vayan a realizar la construcción de nuestra piscina.