Bienvenidos una entrada más al blog de Piscinas Salgado, grupo especialista en la construcción de piscinas y en el mantenimiento de piscinas de todo tipo de en la ciudad de Sant Cugat. En cada nuevo post os vamos ofreciendo información sobre este medio que los profesionales de nuestra empresa tan bien conocemos y afrontamos cuando llega el momento de llevar a cabo la construcción de una piscina o su mantenimiento. Cuestiones que preocupan a más de uno muchas veces y que, como expertos en el tema, nos encanta poder compartir con vosotros para que sigáis confiando en nuestros servicios, Piscinas Salgado en Sant Cugat, siempre que los necesitéis.

Hoy, queremos hacer hincapié a un aspecto fundamental de la vida útil de cualquier piscina, y es que desde su construcción, momento en el que decidimos instalarla, debemos ser responsables y cuidar el sistema. Ya no hablamos del mantenimiento que deben realizar los profesionales para confirmar que todo se encuentra en perfecto estado antes de iniciar la temporada, sino de los simples aspectos por los que podemos velar todos y cada uno de nosotros, con un mantenimiento de la piscina, diríamos, más doméstico y fácil que, en este caso, pasa por no permitir la aparición de las “mal vistas” algas.

Decimos “mal vistas”, porque la visión que ofrece una piscina repleta de algas no es, precisamente, la mejor cara que ésta pueda lucir. El principal indicador de que nuestra piscina no está en perfecto estado, es su color. Un agua limpia y transparente nos invita, sin pensárnoslo dos veces, a tirarnos de cabeza y refrescarnos con un buen chapuzón. Cuando vemos que el agua de la piscina está de color verde, afrontamos un síntoma de que algo no está yendo bien. Este color verde se debe al crecimiento de esas colonias de algas, microorganismos unicelulares de origen vegetal, con gran capacidad de reproducción en condiciones determinadas, que reflejan nuestro poco interés y dejadez por el mantenimiento de nuestra piscina.

En Piscinas Salgado en Sant Cugat siempre aconsejamos a nuestros clientes, cuando deciden hacer la construcción de su piscina, o acudimos para llevar a cabo el mantenimiento de ésta; estar atentos a las demandas que tiene y velar por un funcionamiento a pleno rendimiento, de modo que después no tengan que pagar las consecuencias. Las condiciones de reproducción de las algas suelen ser la presencia de niveles de cloro bajos, temperatura del agua elevada y pH superior a 7,8. Teniendo en cuenta estos detalles y realizando ese simple mantenimiento de vuestra piscina que os aconsejamos, las algas no deberían aparecer en vuestra piscina. Además que existen indicadores, como un suelo muy resbaladizo, que también nos advierten de ello.

mantenimiento piscinas sant cugat barcelona

Grupos de algas

  1. Algas con una fuerte coloración verde y turbidez en el agua. Son las más frecuentes y fáciles de eliminar con el mantenimiento de piscina En este caso la solución para por un tratamiento de choque de cloro y reductor de pH, con una dosis importante de algicida.
  2. Cuando aparecen manchas de color amarillo u ocre fuerte en las paredes de la Suelen proliferar en lugares con poca presencia de sol. Resistentes al cloro, para eliminarlas necesitaremos cepillar las zonas donde se encuentren adheridas y hacer un tratamiento con un algicida especial.
  3. Las algas más molestas y fastidiosas, que se depositan en las juntas de las baldosas de nuestra piscina y que muestran un negro o violado. A menudo pueden eliminarse cuando vaciamos la piscina y le damos lechada de nuevo. Si no, con un cepillo de púas metálicas también podemos eliminarlas junto con algún producto específico para algas muy resistentes, que puede ayudarnos a resolver el problema.

Como veis, si no queréis disfrutar de la presencia de estos invitados por sorpresa en vuestro sistema, sólo debéis estar atentos en todo momento y velar por un mantenimiento de vuestra piscina correcto, con unos niveles óptimos de cloro y pH, así como evitar fluctuaciones y un funcionamiento bien dimensionado de horas de filtración, circulación del agua y controlar la temperatura. Así será difícil el crecimiento de algas, y siempre podemos utilizar de forma preventiva, en pequeñas dosis semanales, algicidas que eviten la reproducción de estos microorganismos.

Os esperamos en el siguiente post de nuestro blog, Piscinas Salgado en Sant Cugat, vuestra empresa de confianza para la construcción de una piscina y su mantenimiento.